YA ESTÁ DISPONIBLE NUESTRO NUEVO CURSO PRESENCIAL Y ONLINE: CREA TU VIDA SIN LÍMITES, HACIENDO CLICK AQUÍ
HOME NEWSLETTER EVENTOS BLOG CONTACTO

Restos de pandemia:   DEPRESIÓN y TRISTEZA

Uncategorized Jun 20, 2022

Restos de pandemia:   DEPRESIÓN y TRISTEZA

Muchas personas han atravesado el aislamiento del 2020 con miedo, incertidumbre y angustia, por diferentes factores.

La pandemia ha generado muchos cambios, tanto en nuestra sociedad, como así también en nuestra salud emocional y mental, aumentando de esta manera los niveles de estrés, de ansiedad y de depresión. Todos los cambios de nuestro entorno exterior que hemos atravesado  , inevitablemente producen transformaciones  en nuestro interior.

El aislamiento pudo haber afectado nuestro nivel de estrés de diferentes maneras , ya sea por los cambios drásticos en nuestras rutinas, por el miedo a enfermarnos, por la pérdida o disminución de los trabajos y la economía, por la pérdida de seres queridos y la confusión e inseguridad frente a lo desconocido.

Se ha puesto en riesgo nuestra supervivencia, demandándonos un aumento de nuestra capacidad de adaptarnos frente a las circunstancias de la  vida.

Todo esto pudo haber generado alteraciones en nuestro día a día y en nuestras conductas. Por todo esto es posible que este último año te hayas percibido con mayor tristeza o con la sensación de que todo te cuesta el doble, o con subidas y bajadas en tu estado de ánimo.

En este artículo vamos a enfocarnos en dos de las tantas alteraciones que pudo haber provocado el aislamiento: La DEPRESIÓN y/o TRISTEZA .

Es importante destacar la diferencia entre ambas para que puedas detectarlas.

La depresión es una respuesta psicobiológica a un conflicto por el cual nos sentimos atrapados, y creemos que no hay una solución. Al no poder enfrentar lo que tenemos por delante, al no poder huir ni luchar contra eso que nos tiene en estrés, la manera que encuentra nuestra biología para aportarnos una solución, es de congelamiento.

La depresión es la forma que encuentra la biología para volvernos más reflexivos y aquietarnos, para que así podamos encontrar la respuesta y la solución

Nuestro cerebro se congela para que tengamos un nuevo punto de vista sobre la situación de conflicto que estamos vivenciando, evitando de esta manera que nuestros órganos comiencen a enfermarse.

Nuestra mente y cerebro ponen en marcha el estado de depresión o congelamiento cuando ha recibido en un corto o mediano plazo dos impactos emocionales relacionados a conflictos territoriales  y necesita dar una respuesta  psicológica adaptativa a los mismos. Todo conflicto territorial está relacionado a conflictos de pérdida, amenaza, violencia o disputa dentro de lo que consideramos nuestro territorio, ya sea en nuestros hogares como en nuestros lugares de trabajo.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

  • Estado de ánimo irritable o bajo.
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso del mismo.
  • Cambios grandes en nuestro apetito.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Cansancio y falta de energía.
  • Sentimientos de culpa.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Inactividad.
  • Sentimientos de desesperanza o abandono.
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio..
  • Pérdida de deseo en las actividades que antes nos daban placer o alegría.

Luego del aislamiento y ahora con la  nueva normalidad ,algunas personas pueden haber desarrollado una sensación de profunda tristeza, provocando síntomas muy parecidos a los de los trastornos de la depresión.

La emoción de la  tristeza  tiene la intención positiva  de permitirnos poder gestionar las emociones frente a una pérdida o amenaza que estemos atravesando, de que podamos cambiar la forma que tenemos de ver el mundo, de  transformar nuestras creencias y de poder así, finalmente, encontrar nuevos puntos de vistas.

En principio, es muy importante poder identificar cuales son nuestros estados emocionales, para así diferenciar la tristeza profunda de la depresión .

Desde la BIODESCODIFICACIÓN  sabemos que para nuestro bienestar es primordial la integración y el equilibrio a nivel mental, físico y emocional.

¿ Cómo equilibramos la balanza de nuestro bienestar?

Apoyándonos con las herramientas de autoconocimiento, volviéndonos cada día más responsables sobre nuestra propia vida y de cómo elegimos pararnos frente a nuestros conflictos, asumiendo que nuestra salud emocional y física  depende enteramente de nosotros mismos.

“Nada externo puede afectarte sin tu permiso. Si aprendemos a resignificar los problemas y cambiamos nuestra percepción, podemos salir de un estado de depresión”

 -Pablo Vazquez Kunz-

Te comparto una meditación guiada por Pablo para que la tengas a mano cada vez que te sientas deprimido, con falta de motivación o tristeza. Puedes compartirla con alguien que sepas que la necesite, de esta manera expandimos y compartimos juntos herramientas valiosas.

Click aquí para disfrutar la meditación.

AUTOR: Georgi Serafini

*La información de este articulo fue extraída de varias fuentes.

Close

Completa tus datos y accede a esta exclusiva Masterclass AHORA MISMO!